Ciudadanos del Tercer Cielo

Bosquejos Biblicos… Bosquejos para Predicar

Filipenses 3:20-21

Introducción:

La sociedad se ha dividido en países desarrollados y países en vías de desarrollo, donde parece que unos son más inteligentes que otros, pero nosotros debemos comprender que somos ciudadanos del “Tercer Cielo”.

Cuando UD. recibió a Cristo, obtuvo su ciudadanía  en el “Tercer Cielo”, y el precio de esta ciudadanía, fue comprado por Cristo en la Cruz.

La muerte de Cristo produjo dos efectos: La salvación de su alma y la ciudadanía más allá del sol. Consideremos la responsabilidad y los beneficios de ser ciudadanos del “Tercer Cielo”.

I. NOS REAVIVA QUE EL CREYENTE  ESTA DE PASO POR ESTE MUNDO

A. Somos peregrinos y extranjeros en esta tierra

1. Tenemos un pasaporte con el emblema “República del Cielo”
2. Nuestra vida se asemeja a la de Abraham  (Hebreos 11:9-10)
3. Nuestro caminar en esta peregrinación (1ª Pe. 1:17)

B. Nuestra ciudadanía esta en los cielos

1.  Somos representantes de esa ciudadanía aquí en la tierra  (2ª Cr. 5:20)
2. Este mundo no debe de acomodarnos a sus exigencias (Rom. 12:2)
3. El lugar donde estemos no debe influir para que olvidemos nuestra patria

II.  NOS REAVIVA ACERCA DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO

A. De donde esperamos al Salvador

1. El representante  del “Tercer Cielo”  hará presencia en cualquier momento
2. El Santo el Todo Poderoso  Ap. 1:8; 4: 8

B. Un descenso glorioso y espectacular (Apc. 21:21)

1. Traerá no solo a las almas redimidas, si no también a la Nueva Jerusalén
2. Los que están lejos, aman su patria porque ya la conocen
3. El creyente ama su patria, aun sin conocerla

III. NOS ENSEÑA LO QUE PASARA AL FINAL CON NUESTRO CUERPO

A. De la humillación a la gloria (1ª Cor. 15:53)

1. Nuestro cuerpo será transformado en otro  (Fil. 3:21)
2. El cuerpo de la humillación, ya no envejeceremos, ni enfermedades
3. Muy pronto este cuerpo será vestido a la semejanza del Señor

B. Como la luz de la aurora (Pr. 4:18)

1. Cristo comenzó la buena obra y la llevara a la perfección
2. Se acerca el día en que la humillación del cuerpo terminara, porque en el “Tercer Cielo” no hay hospitales

Conclusión:

A Pablo se le concedió el honor de visitar el “Tercer Cielo” (2ª Cor. 12:4), esta ciudadanía esta al alcance de todos, los gastos ya fueron pagados.

¿Quiere ser ciudadano de esa patria?, venga al único que puede darle la ciudadanía “Cristo Jesús el Cordero de Dios”.

© Francisco Antonio Martinez

Acerca Francisco Antonio Martinez

Iglesia Evangélica de las Asambleas de Dios de El Salvador. Lcdo. Contador publico, graduado de la Universidad Tecnológica de El Salvador, y del Instituto Teológico de las Asambleas de Dios de El Salvador, con maestría en Teología de la Universidad José Simeón Cañas (UCA).

También Revise

Caminar con Cristo.. Bosquejos Bíblicos

Mi caminar con Cristo

Bosquejos Bíblicos. Un mensaje que nos habla de caminar con Cristo disfrutamos muchas bendiciones como las riquezas espirituales pero no sólo eso Cristo nos..