Inicio / Bosquejos Biblicos / La supremacy de Cristo

La supremacy de Cristo

Bosquejos Biblicos

Introducción

En los últimos años las personas han sido movidas a un egocentrismo increíble. La secularización favorece un ambiente cultural donde el hombre se cree ser el dueño absoluto de su propia vida y de todo lo que le rodea. Vive convenciéndose que no necesita de Dios para lograr sus objetivos.

El hombre se cree el centro de todo lo que le rodea y su bienestar se convierte en la norma de su comportamiento. La filosofía que rige al hombre de hoy es: Si me hace sentir bien, nada me importa. La idea predominante en mucha gente de hoy es que en sus vidas mandan ellos, ni a Dios ni a la iglesia les interesa cómo deciden vivir. Con tristeza tenemos que reconocer que vivimos en una época en que la historia bíblica del Dios que creó el universo es sustituida por el hombre que se cree el dueño y dios del universo.

Anuncios

Hoy pretendo resaltar una verdad bíblica incuestionable y es “La Supremacía de Cristo”. Cristo es primero en todo. Aun cuando los hombres ignoren a Dios y se crea dueño del universo, nadie en este mundo está por encima de Cristo. Nadie lo supera.

Hoy pretendo simplificar lo que el apóstol Pablo les escribe a los cristianos que están en Colosas donde les confirma la supremacía de Cristo sobre todas las cosas. No importa el conocimiento que el hombre logre alcanzar en el orden secular, Cristo sigue teniendo el primer lugar en todo.

1. PRIMERO EN LA CREACIÓN.

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles” (Colosenses 1:16a).

Anuncios

Pablo defiende su teología de la supremacía de Cristo argumentando que Jesucristo es el origen, agente, fin y sostén de toda la creación, junto con el Padre y el Espíritu Santo. Todo lo que existe fue creado por el trino Dios.

Es importante resaltar la preexistencia de Cristo antes de toda cosa creada. Él existió antes de la creación y está exaltado por encima de todo lo creado. Él pertenece a la eternidad. (Juan 1:3; 17:5).

Cuando Pablo utiliza el término primogénito no significa primero en tiempo sino en importancia y rango, sino en el sentido de que Cristo tiene la preeminencia absoluta en todo (Colosenses 1:18). Cristo es el heredero de toda la creación y la gobierna como el Hijo eterno (cp. Hebreos 1:2; Apocalipsis 5:1-7, 13). “Todo fue creado por medio de él y para él.” (Colosenses 1:16c).

Nuestra fe está puesta en el Dios trino creador y sustentador de todo cuanto existe visible e invisible, todopoderoso, insuperable, pero que, a pesar de su grandeza y soberanía, se dignó en bendecirnos por medio de Jesucristo. “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.” (2 Corintios 8:9).

2. PRIMERO EN LA RECONCILIACIÓN.

Anuncios

Por medio de Cristo, Dios hizo que todo el universo volviera a estar en paz con él. Y esto lo hizo posible por medio de la muerte de su Hijo en la cruz.” (Colosenses 1:20 TLA).

Cuando el pecado entró en el mundo, el hombre se enemistó con Dios. Adoptó una actitud de hostilidad contra Dios. Por eso necesita ser reconciliado con Dios. Eso significa restaurar a una relación o norma correctas, o hacer la paz donde antes había enemistad.

Pablo deja bien claro que ningún otro es digno o capaz de reconciliar a los hombres con Dios, sino sólo Jesucristo por medio de su sacrificio en la cruz del calvario. “Haciendo la paz mediante la sangre de su cruz” (Colosenses 1:20; cf. Hechos 4:12).

Pablo le dice a la iglesia de Corinto: “Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación.” (2 Corintios 5:18-19).

Precisamente uno de los propósitos de la muerte de Cristo en la cruz del calvario fue hacer posible la reconciliación de las personas con Dios. Pero para que esto fuera posible, fue necesario el pesebre. Que el Hijo de Dios se encarnara en la persona de Jesús y llegar al mundo como el único instrumento de Dios para la reconciliación.

3. PRIMERO EN LA RESURRECCIÓN.

Él dio comienzo a todo y fue el primero en resucitar de la muerte.” (Colosenses 1:18 PDT).

Su resurrección marca Su triunfo y la supremacía sobre la muerte para siempre. Jesús “fue declarado con poder de ser el Hijo de Dios por Su resurrección de entre los muertos” (Romanos 1:4). Jesús fue el primero en ser resucitado para nunca morir otra vez. Cristo es la primicia de la gran multitud redimida que participará de la gloria de su resurrección cuando él venga a buscar a su iglesia. “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.” (1 Corintios 15:20).

Anuncios

Él resucitó de la muerte y su resurrección prueba su señorío sobre todo el mundo material. En su resurrección somos justificados para salvación al poner nuestra fe en el Cristo resucitado (Romanos 4:25) y su resurrección es el fundamente firme de nuestra esperanza viva, como lo dice el apóstol Pedro: “Nos hizo renacer para una esperanza viva mediante su resurrección de entre los muertos”. (1 Pedro 1:3).

Y esa es la esperanza bienaventurada que nos asiste que, si Cristo resucitó, nosotros también resucitaremos por medio de Él. “Sabiendo que el que resucitó al Señor Jesús, a nosotros también nos resucitará con Jesús, y nos presentará juntamente con vosotros.” (2 Corintios 4:14).

La resurrección la hizo posible el pesebre y la cruz.

4. PRIMERO EN LA IGLESIA.

y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia”. (Colosenses 1:18a).

Después que resucitó de la muerte, Cristo fue constituido cabeza suprema de Su Iglesia. “Dios ha puesto todas las cosas a sus pies (de Cristo) y lo hizo suprema cabeza de la iglesia. Y la iglesia, que es su cuerpo, está llena de Él, autor y dador de todo lo que existe.” (Efesios 1:22-23 NTBAD; Colosenses 1:18).

Así como un cuerpo es controlado desde el cerebro, Cristo controla cada parte de la Iglesia para darle vida y dirección. (Efesios 4:15; 5:23) Sus miembros están sujetos a Él, viven por él, le sirven a él y trabajan para él, y él le da a la iglesia vida, dones y ministerios para que continúe su obra en la tierra.

La imagen del cuerpo muestra la dependencia de la Iglesia de Cristo y la unidad interna que debe existir en la Iglesia, porque cada miembro se involucra con los demás a medida que van cumpliendo con la obra de Cristo en la tierra.

Como dice W. Barclay: “La Iglesia es literalmente las manos para hacer la obra de Cristo, los pies para ir por Él a todas partes y la voz para proclamar Su palabra.”

CONCLUSIÓN

Cristo nació para libertar a los hombres de la esclavitud del pecado; nació para ser mediador entre Dios y los hombres; nació para traer paz y esperanza a los marginados del mundo, nació para traer consuelo a los afligidos, nació para establecer una iglesia que proclame su Nombre y su evangelio, nació para ser rey de reyes y Señor de señores. ¡Cómo no celebrar su nacimiento! Si Él es supremo en todo, entonces merece toda honra, gloria y honor.

© David N. Zamora. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Pastor David N. Zamora

Ministro Ordenado de las Asambleas de Dios, Pastor Principal de la Iglesia Misionera, A.D.,Inc., Tampa, Florida, EUA. Siendo muy joven comienza a servir al Señor en la Iglesia Evangélica Pentecostal de Cuba (Asambleas de Dios), de Las Tunas, donde se desempeña como maestro bíblico desde el año 1978. Su intensa y activa labor Pastoral en Cuba comienza en Enero de 1991. En abril de 1996 se gradúa de Bachiller en Teología y Biblia, por los Estudios Dirigidos de Superación Bíblica (EDISUB) de las Asambleas de Dios en Cuba. Obtiene su Licenciatura en Teología por medio del Instituto de Superación Ministerial de las Asambleas de Dios de América Latina (ISUM). El Pastor Zamora lleva 41 años de casado con su esposa Raquel González. De esta unión matrimonial nacieron dos hijos: Merlyn David y Otoniel Zamora, quienes se desempeñan activamente, como Ministros de Música y Predicadores del evangelio de Jesucristo. http://www.ministeriodavidzamora.com/Biografia.html

Revise también

Predicas Cristianas - Alabanza y adoración

El corazón de un adorador

Bosquejos para Predicar.. Usted será afectado por lo que estaremos experimentando en estos momentos, no importan si lo entienda o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *