La ansiedad

Bosquejos Bíblicos

Prédica de Hoy: La ansiedad

Bosquejos Bíblicos Texto Bíblico:Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros”. 1 Pedro 5:7

Introducción

La ansiedad puede ser un sentimiento inquietante, de miedo o preocupación. Al principio puede ser algo simple, algo que se considera normal, como por ejemplo; antes de realizar un examen, sentimos que nuestro cuerpo empieza a temblar, nos duele el estómago o la cabeza. Esto es algo que puede pasar en nuestra vida cotidiana, pero que se puede convertir en una carga para nosotros.

Es un tema más complicado, cuando la ansiedad se convierte en un factor negativo para nosotros, ya no es un simple nerviosismo. Sino que se convierte en una preocupación constante que nos roba la paz y no nos deja vivir tranquilos.

Es una sensación horrible que nos hace sentir mal todo el tiempo. Para muchos puede ser una tontería, pero para otros la ansiedad es como vivir un infierno día tras día, del que muchas veces es difícil de salir.

Por supuesto que los hijos de Dios también pasamos por esto. No es que seamos intocables y que nada nos puede pasar. Para un cristiano esto también es una pesadilla.

También es una sensación que muchas veces nos hace separarnos de Dios. Y aunque esto no sea fácil para nadie, la solución siempre va a estar en Dios. Él es el único que nos puede sacar completamente de esta situación.

I. La ansiedad es un plan del enemigo

Cuando la ansiedad empieza a tomar el control, nuestra vida se convierte en una angustia constante por todo. Por el qué dirán, por cómo nos miran, por el qué pensarán otros de nosotros o qué piensa Dios de nosotros. Y nos atormentamos a nosotros mismos haciéndonos estas preguntas que nos roban la bendición de Dios.

Este es uno de los dardos de Satanás que más ha usado en este tiempo, mayormente con los Jóvenes. Como ya sabemos, en el 2020 hubo un virus que lo cambió todo. Nos hizo más vulnerables y nos impidió hacer muchas cosas que ya teníamos planeadas.

A esto hay que aumentarle que nos tuvimos que quedar en casa durante mucho tiempo sin hacer las cosas que queríamos. Estadísticamente se comprobó que la ansiedad y la depresión aumentaron en este tiempo, más que todo en los jóvenes.

Lo veamos o no, esto es un ataque directamente del diablo que nos quiere ver destruidos. Ese es siempre su plan, y especialmente a los hijos de Dios.

Él desea vernos mal todo el tiempo. Quiere ver nuestro sufrimiento, él se alegra cuando la pasamos mal y su intención siempre es hacernos sentir peor. Por eso la ansiedad funciona así, un sentimiento constante de que somos menos. Nos hace preocuparnos por cosas que muchas veces no son importantes. Muchas veces nuestra mente juega con nosotros y llega a quitarnos la paz mental.

II. La ansiedad ataca nuestra vida

Puede que muchos de nosotros siendo cristianos estemos pasando por esto. Tal vez la gente a nuestro alrededor piensa que estamos exagerando, o que es algo que se puede ir en cualquier momento. Pero no siempre es así. Para muchos la ansiedad puede llegar a convertirse en un trastorno que puede llegar a acabar con su vida, puede ser una carga tan pesada que no es posible soportar.

También se puede convertir a largo plazo en depresión; estas dos van de la mano. Una nos hace preocuparnos por absolutamente todo y nos quita la paz y la seguridad, y la otra se convierte en una tristeza profunda que nos quita toda la alegría. Nos hace ver las cosas de la peor forma, nos quita nuestra identidad, y nos llena la cabeza de cosas malas y horribles que terminan de acabar con quienes somos.

Al llegar a este punto, nuestra vida empieza a apagarse. Nuestros propósitos desaparecen y nuestra razón de vivir deja de existir. Cuando dejamos que esto se apropie de nosotros, le damos libertad al diablo de manejar nuestra vida y de llevarnos hasta el fondo del abismo. ¿Su fin?, destruirnos lo más que se pueda y hacernos perder para siempre.

III. ¿Cómo encontrar una salida a la ansiedad?

Lo primero es reconocer que estamos pasando por esto. Para algunas personas es vergonzoso contar que esto sucede en sus vidas y prefieren guardarlo. Lo que no saben es que si se lo guardan siempre, va a llegar un momento en el que va a explotar y todo se pondrá peor que antes. No dejemos que esos pensamientos de vergüenza nos lleven a la punta del acantilado. No pasemos por esto solos, no dejemos que esto se apodere de nosotros.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Nuestra salvación

Nuestra salvación

Bosquejos Bíblicos.. Dios siempre nos da incontables oportunidades para obtener la salvación. Su amor es tan grande que es capaz de perdonarnos una y otra vez.

Un comentario

  1. Julio Petti Gutiefrez

    Es muy buena la ansiedad encierra a la persona en un círculo de incertidumbre lo maneja lo fatalista en un estado anestésico …

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.