Inicio / Bosquejos Biblicos / La pasión de Cristo – Parte 2

La pasión de Cristo – Parte 2

Bosquejos Biblicos – Bosquejos para Predicar

¿Por qué sus amigos lo abandonaron?

Mateo 26:56Mas todo esto sucede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.” (RVR1960)

Mateo 26:69-70Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: Tú también estabas con Jesús el Galileo. 70 Mas él negó delante de todos, diciendo: No sé lo que dices.” (RVR1960)

Anuncios


Mateo 27:3-5Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, 4 diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.” (RVR1960)

El día de hoy deseo enfocarme en el sufrimiento emocional que Cristo experimento a causa de la traición de Sus propios seguidores. ¿Alguna vez te has sentido traicionado por alguien que amas?

Por un lado, a nadie le gusta ser traicionado o herido, y especialmente cuando ese rechazo proviene de alguien que es cercano a nosotros. Por el otro lado, la mayoría de nosotros hemos vivido o hemos visto a un amigo pasar por tempestades en la vida, y lastimosamente brillamos en nuestra ausencia cuando desaparecemos en los momentos que más nos necesitan.

Más sin embargo, el abandono que Jesús experimentó por sus amigos más cercanos, parece ser el ejemplo más improbable de abandono masivo de todos los tiempos. Porque al fin de cuentas, estos hombres creían en Jesús, de tal manera que dejaron absolutamente todo para seguirle.

Aparte de eso fueron escogidos individualmente de centenares de prospectos para ser parte del círculo íntimo de Jesús. Los discípulos habían visto milagros increíbles, habían experimentado cosas que absolutamente nadie ha experimentado en la vida. Entonces, ¿Por qué tales amigos abandonaron a tal hombre después de todo esto? Parece increíble, pero examinemos hoy nuestros corazones y nuestras historias a la luz de las historias de Sus discípulos y observemos que ellos no eran tan diferentes a nosotros.

Anuncios


I. La historia de los discípulos

Una Historia de Fatiga y temor Mateo 26:36-41,55-5636 Entonces llegó Jesús con ellos a un lugar que se llama Getsemaní, y dijo a sus discípulos: Sentaos aquí, entre tanto que voy allí y oro. 37 Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse y a angustiarse en gran manera. 38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. 39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. 40 Vino luego a sus discípulos, y los halló durmiendo, y dijo a Pedro: ¿Así que no habéis podido velar conmigo una hora? 41 Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil. – 55 En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Cómo contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis.56 Mas todo esto su! cede, para que se cumplan las Escrituras de los profetas. Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron. (RVR1960)

a. La historia de los discípulos es una historia de fatiga, ellos estaban cansados.

Cuando Jesús solicita que Sus discípulos oraran por Él en uno de sus momentos más difíciles, ellos querían hacerlo, pero estaban demasiado cansados. ¿Te has sentido alguna vez tan cansado que aunque quieras estar despierto no puedes?

Anuncios


Muchas veces cuando estas cansado o es tarde y tienes tu guardia abajo, Satanás trata para que sedas a la tentación. En ocasiones nos ocupamos tanto en nuestras propias cosas y actividades que cuando Dios nos llama y nos quiere usar, no podemos porque estamos muy cansados.

b. La historia de los discípulos es una historia de temor, ellos estaban atemorizados.

Cuando las autoridades vinieron a arrestar a Jesús, Sus discípulos tenían temor y huyeron en temor. Muchas veces nosotros declaramos creer en Jesucristo, pero somos bien selectos con quien compartimos nuestro compromiso. Porque tenemos temor de compartir y no poder responder sabía y Bíblicamente de la fe que hay en nosotros.

La historia de los discípulos es una historia de fatiga y temor, y por eso abandonaron a Jesús, ¿Cuál es tu historia? ¿Estas cansado? ¿Tienes temor? El día de hoy sumérgete en Su presencia y Su espíritu y recarga tus fuerzas, llénate de Su amor por que Su palabra dice que “El amor echa fuera el temor”.

II. La historia de Simón Pedro – Una historia de arrogancia e intimidación

Mateo 26:33-35,69-7533 Respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré. 34 Jesús le dijo: De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces. 35 Pedro le dijo: Aunque me sea necesario morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo. 69 Pedro estaba sentado fuera en el patio; y se le acercó una criada, diciendo: Tú también estabas con Jesús el Galileo. 70 Mas él negó delante de todos, diciendo: No sé lo que dices. 71 Saliendo él a la puerta, le vio otra, y dijo a los que estaban allí: También éste estaba con Jesús el Nazareno.72 Pero él negó otra vez con juramento: No conozco al hombre. 73 Un poco después, acercándose los que por allí estaban, dijeron a Pedro: Verdaderamente también tú eres de ellos, porque aun tu manera de hablar te descubre. 74 Entonces él comenzó a maldecir, y a jurar: No conozco al hombre. Y en seguida cantó el gallo. 75 Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente. (RVR1960)

a. La historia de Pedro es una historia de arrogancia, el era arrogante.

Pedro dice “Aunque todos se escandalicen de ti, yo nunca me escandalizaré”. El se creía un súper cristiano, un súper hombre. Usualmente no cambiamos cuando vemos la luz, cambiamos cuándo comenzamos a sentir el calor, y unas horas después que Jesús le dio luz, Pedro comenzó a sentir el fuego.

Nunca diga “nunca”. Satanás comienza metiendo una cuña y poco a poco tratara de hacer una grieta, hasta romper la pared. La palabra de Dios dice “El que este firme mire que no caiga”.

Anuncios


b. La historia de Pedro es una historia de intimidad, el fue intimidado.

Note que las noticias comienzan a ser obvias después de que Simón Pedro niega a Jesús dos veces. Porque cuando Pedro es confrontado por tercera vez, el hizo lo que muchos cristianos hacen, comienzan a argumentar en vez de admitir su error.

Pedro fue intimidado por estas personas que simplemente lo estaban molestando. Simón Pedro deserto a Cristo por su arrogancia e intimidación ¿Por qué tú lo has abandonado? ¿Piensas que lo sabes todo? ¿Piensas que no puedes aprender más de Dios? Vuelve a Cristo y humíllate a El, Su palabra dice que “El que se humilla será exaltado, y el que se exalta será humillado”.

III. La historia de Judas – Una historia de avaricia y desilusión

Mateo 26:14-16; 27:1-514 Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, 15 y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata. 16 Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle. (Mateo 27) 1 Venida la mañana, todos los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo entraron en consejo contra Jesús, para entregarle a muerte. 2 Y le llevaron atado, y le entregaron a Poncio Pilato, el gobernador. 3 Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, 4 diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! 5 Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.” (RVR1960)

a. La historia de Judas es una historia de avaricia, el era un hombre avaro.

Judas tenía avaricia por el dinero y esa avaricia sobrepaso su amor por Cristo. Jesús dijo que ningún hombre puede servir a 2 maestros. Si tú estas sirviendo a dos maestros, tú tomaras automáticamente y eventualmente una decisión, así como Judas lo hizo, y te alejaras de tu Dios. ¿Qué traición a Cristo has hecho o estas considerando hacer por el dinero? No cambies a Dios por nada del mundo, no hay nada que pueda reemplazar a Jesucristo.

b. La historia de Judas es una historia de desilusión, el fue desilusionado.

El panorama que tenia Judas acerca del Mesías era un panorama de derrocar el gobierno Romano, no de ministrar aquellos en necesidad. Pero después que Jesús fue sentenciado a muerte, Judas comete suicidio y se ahorcó. Que fin tan trágico. El panorama de muchos cristianos es únicamente de que bendición pueden recibir departe de Dios y no de servicio a El, y al fin de cuentas resultaran desilusionados.

Debes entender el porque sigues y sirves a tu Dios, por que si no algún día resultaras desilusionado y ahorcándote espiritualmente. El suicidio es una gran preocupación en nuestra cultura hoy en día, y se encuentra aun en la misma iglesia.

El suicido es una decisión errónea, porque demuestra la falta de fe, es un acto egoísta y destruye los amigos y familia. El suicidio es una cachetada al Dios que dice “Yo estoy bajo control”, el suicidio no es una opción, el suicidio es asesinato. A veces nos desilusionamos por que no logramos nuestras propias expectaciones y cometemos locuras. Judas se ahorco por avaro y por desilusión ¿Has o estas cometiendo suicidio espiritual por la avaricia o desilusión?

Conclusión

Posiblemente después de escuchar y comparar las historias de los discípulos con nuestras historias nos sintamos tristes por haber abandonado a Cristo. La palabra de Dios dice en 2 Corintios 7:1010La tristeza que proviene de Dios produce el arrepentimiento que lleva a la salvación, de la cual no hay que arrepentirse, mientras  que la tristeza del mundo produce la muerte.” (NVI)

Las buenas noticias son, que si Jesús pudo perdonar a Pedro por lo que hizo, El entonces nos puede perdonar a ti y a mí. El puede perdonarnos de nuestros errores egoístas y de todas las acciones que han sido dirigidas hacia el negar a Jesús.

Todos nosotros hemos abandonado a Cristo. Nuestros pecados fueron los que causaron que Jesús fuese arrestado, golpeado y crucificado. No interesa lo que hayas hecho o dicho, Jesús te ama tal y como eres, mas sin embargo El te ama tanto que no te quiere dejar como estas. El quiere transformar y cambiar tu vida. ¡Ven a Él!

© Joshua Pinto. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Bosquejos para Predicar

Acerca Joshua Pinto

Revise también

Predicaciones Cristianas - Para Él

Creerle a Dios es un acto de obediencia

Bosquejos Biblicos.. Debemos meditar en los mensajes cristianos, predicas cristianas y en todo lo que nos inspiren a ser personas valientes y llenos de fe...

Un comentario

  1. Gracias, apreciados pastores. Que Dios les siga bendiciendo en tan importante y necesario ministerio.

    Yo soy pastor misionero, trabajo con indígenas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *