Inicio / Estudios Biblicos / El origen sobrenatural de la Biblia

El origen sobrenatural de la Biblia

  • Muchas naciones estarían en contra de Tiro (v.3)
  • Nabucodonosor destruiría lo que quedara en la orilla del mar (v.8)
  • Tiro quedaría como peña lisa, como piedra completamente plana (v. 4)
  • Los pescadores tenderían sus redes en su lugar (v. 5)
  • Los escombros se echarían en medio de las aguas (v. 12)
  • Nunca se reconstruiría (v. 14)
  • La ciudad destruida nunca sería hallada (v. 21)

Doce años después de la profecía, el rey Nabucodonosor de Babilonia atacó Tiro. La resistencia fue tan fuerte que no se logró la conquista inmediata sino que tuvo que ser sitiada por 13 años. Al cabo de este período, Nabucodonosor logró penetrar por las puertas y encontró una ciudad casi despoblada.

Durante el sitio, casi todos los habitantes la habían abandonado y se habían trasladado por barco a una isla pequeña que se encuentra a aproximadamente un kilómetro de la costa. Allí edificaron una ciudad fortificada.

Anuncios

Los babilonios destruyeron la ciudad original en 573 a.C. pero no hicieron nada con la nueva, ya que no tenían barcos para llegar a ella. La ciudad nueva en la isla tuvo una historia de unos 250 años. Los habitantes nunca reedificaron la ciudad original.

En 333 a.C. Alejandro Magno llegó en sus conquistas al sitio original de la ciudad y se enfadó porque no encontró barco para ir hasta la isla. Sin embargo, no se dio por vencido. Dio órdenes a sus tropas de que tomaran los escombros de la ciudad vieja y construyeran una calzada de 60 metros de ancho que conectara la isla con tierra firme.

Los habitantes de la isla se resistieron saboteando la obra. De noche deshacían lo que los griegos habían hecho durante el día. Alejandro mandó edificar torres protectoras frente a los obreros, pero de noche eran quemadas. Llegó el día en que se acabaron los escombros de la primera ciudad.

Entonces el conquistador mandó excavar los cimientos de todos los edificios para que se usara hasta el polvo. Por fin en 332, después de siete meses de trabajo, los ejércitos de Alejandro llegaron a la ciudad. Inmediatamente mataron a 8000 personas y vendieron a 30000 más como esclavos.

Anuncios

La Tiro moderna se encuentra donde antes estaba la isla y que ahora es el extremo de una península. Los turistas que llegan al sitio de la primera ciudad pueden ver a los pescadores tendiendo sus redes porque es un lugar ideal para ello.

Ningún profeta bíblico se equivocó. Siempre acertaban al 100%.

¿Cuáles son las probabilidades matemáticas de que todas las profecías de la Biblia se cumplieran en todos sus detalles? La contestación a esta pregunta es un número más grande que la cantidad estimada de todas las estrellas.

El profesor Pedro Stoner y sus colaboradores hicieron el cálculo tomando sólo ocho profecías. Su conclusión fue que sólo existía una probabilidad en un número con 26 ceros de que se cumplieran (La ciencia habla, Moody).

La verdad es que no podemos imaginarnos un número tan grande. A ver si lo podemos ilustrar. Visualicemos toda la superficie del estado de Texas cubierta con monedas de dólar de plata a una profundidad de casi un metro. Ese estado tiene una superficie total de casi 419.414 kilómetros cuadrados. Ahora imaginemos que una de esas monedas está pintada de rojo. Pongamos a una persona con los ojos vendados para que seleccione una moneda de cualquier punto del estado. ¿Cuáles serían las probabilidades de que atinara en el primer intento y encontrara la moneda roja? Serían iguales a las del cumplimiento exacto de las ocho profecías bíblicas.

12. La perennidad de sus principios.

Anuncios

Aunque muchos de los libros de la Biblia fueron escritos en los comienzos del conocimiento humano, sin embargo, los principios expuestos en ella, nunca han sido contradichos o superados (Sl 119:89, 152) (Mt 24:35) (1 Pd 1:23).

Pensemos por ejemplo en la promulgación de la ley (Ex 20). Una lectura de los diez mandamientos revela que presentan principios fundamentales de valor permanente y no sólo de aplicación a un pueblo en un momento concreto. Una declaración de justicia así sólo pudo brotar de la autoridad de Dios, lo que la eleva por encima de la mera relatividad, según las conveniencias del egoísmo o de las costumbres humanas.

13. La Biblia como obra literaria.

Es razonable y de esperarse que Dios, al comunicarse con el hombre, pusiese su mensaje en forma escrita. ¿De qué otra manera podría éste ser meditado y preservado.

Y como pudiese anticiparse, las observaciones de todos los eruditos del mundo en general ya sean a favor o en contra, han estado de acuerdo, en que, como literatura, la Biblia es sin igual.

Considerada como obra literaria, la Biblia es también algo supremo. No solamente contiene la historia gráfica, sino la profecía en detalle, la más bella poesía y el drama, relatos de amor y de guerra, las especulaciones de la filosofía y cuanto se relaciona con la verdad bíblica. La variedad de la producción está contrastada por la multiplicidad de sus materias.

Es evidente, sin embargo, que esta superioridad de la literatura de la Biblia no puede ser atribuida a sus autores humanos. Con pocas excepciones, estos eran hombres comunes producto de épocas que no habían recibido ninguna preparación secular para la tarea que asumieron.

Cada época ha sido testigo de que gran parte de su literatura ha sido relegada al olvido, pero la Biblia permanece.

Esta como ningún otro libro ha hecho o podría hacer, ha apelado a todas las razas o pueblos sin importar la nacionalidad del individuo; como prueba de esto está el hecho de que la Biblia o porciones de la misma ha sido traducida a todas las lenguas escritas.

La Biblia representa tres centésimas del total existente de la literatura griega y romana; sin embargo ha atraído y concentrado sobre sí más pensamiento y a producido más obras -explicativas, ilustrativas, apologéticas, tocante a su texto, exegéticas- que toda la literatura griega y romana combinada.

14. La autoridad sin prejuicios de la Biblia.

La Biblia registra y señala, sin vacilar, el pecado y la debilidad de los mejores hombres. Contrariamente cualquier bibliografía que trataría de encubrir, pasar por alto, o ignorar la parte sombría de la gente.

15. La Biblia y el monoteísmo.

Estrechamente relacionado con el punto anterior está el hecho de que casi universalmente la humanidad ha practicado las abominaciones de la idolatría con una obstinación que está lejos de ser accidental. El pueblo judío, del cual proceden las Escrituras humanamente hablando, no era inmune a esta tendencia.

Desde los días del becerro de oro y a través de los siglos los israelitas siempre estuvieron retrocediendo a la idolatría y eso a pesar de la abundante revelación y del castigo. La historia de la iglesia está manchada por la adoración de imágenes ¡aunque encarecidamente el Nuevo Testamento previene a los creyentes tocante al apartarse de la idolatría y la adoración de ángeles! A la luz de estas verdades, ¿Cómo podría suponerse que hombres – y aun Israel- sin la dirección divina pudiesen originar un tratado en el cual, con la mirada puesta en la gloria de Dios, clasificara la idolatría como una de las mayores y más repugnantes ofensas e insultos contra Dios?

16. La doctrina trinitaria.

La doctrina bíblica de la trinidad sostiene que Dios es uno en esencia, pero que ha existido eternamente en tres Personas distintas. Indudablemente este es uno de los más grandes misterios. La doctrina alcanza más allá del límite del entendimiento humano, aunque es algo fundamental en la revelación divina. Sería contradictorio pensar que el hombre ha inventado un Dios tan grande al que ni siquiera puede comprender bien.

17. El plan de salvación.

¿Qué ser humano inventaría un plan de salvación que desacredita todos los méritos humanos para dar siempre la gloria a Dios desilusionando así la vanidad humana?

18. La ética de la Biblia.

Las religiones de los paganos se ocupaban muy poco o nada de los asuntos morales. Sus sacerdotes no hablaban casi nada de una vida pura y verdadera. Por el contrario sus religiones eran frecuentemente promotoras de los vicios más bajos.

En este sentido podemos decir que la ética de la Biblia es sobrenatural tanto es su origen como en su santo carácter. Por un lado presenta una exposición categórica del fracaso ético del hombre así como los juicios que pesan sobre él, cosa nada común en otras religiones, y por otro lado, expone principios éticos desconocidos e impopulares en sus tiempos. Puede servirnos de ilustración lo prescrito en el Antiguo Testamento sobre la esclavitud. En su día, la legislación mosaica no sólo suavizaba aquella lacra social, sino que tendía a eliminarla. (Recordar también el caso de las viudas y los huérfanos).

19. Es el Libro de Dios.

En un sentido es el Libro de Dios puesto que El mismo y no otro reclama su autoría. Abundan los textos en la Escritura que atestiguan una revelación especial de Dios, quien de muy variadas maneras habla a sus siervos para comunicarles su mensaje. Una de las frases más repetidas del Antiguo Testamento es: “Y dijo Dios”. Y aunque el testimonio que una persona da de sí misma no es decisivo porque puede ser falso, sin embargo, también puede ser verdadero y, de acuerdo con un elemental principio de procedimiento legal, tal testimonio no puede ser desechado a priori.

A menos que pueda probarse fehacientemente su falsedad, la información que aporta siempre es de valor irrenunciable. Y en cuanto a las continuadas afirmaciones de la propia Escritura de ser el Libro de Dios, no hay ninguna prueba en contra y sí muchas a favor tal como hemos estado considerando.

Desde otro punto de vista podemos afirmar qu es el mensaje de Dios para el hombre y no del hombre para el hombre. Contrariamente a lo que da de sí la naturaleza humana, la Biblia se proyecta totalmente hacia la gloria de Dios, y no tiene otro propósito que honrarle. En este sentido también es el Libro de Dios.

© 2012, Luis de Miguel

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Mensajes Cristianos.. Discipulado Nº 6. Tiempo de siega

Discipulado Nº 6. Tiempo de siega

Mensajes Cristianos... Estamos viviendo los últimos tiempos y es por eso la urgencia que Dios nos pone a todos para que prediquemos la palabra a tiempo y fuera de tiempo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *