No Sueltes El Arado

Tema: No sueltes el Arado

Texto: Lucas 9:62

Introducción

Cuando recibimos al Señor en nuestras vidas, debemos saber que es cuestión de trabajo, porque al tener el conocimiento de Él, y ser salvos nos damos cuenta que tan mal andábamos en lo espiritual, y desde allí nos damos cuenta que hay muchos en la misma condición y que fuimos llamados a trabajar, a sembrar la semilla su palabra.

I. Poniendo la mano en el Arado

a. Arado: Instrumento de agricultura que, movido por la fuerza animal o mecánica, sirve para labrar la tierra, abriendo surcos en ella.

b. Instrumento agrícola que se emplea para labrar o arar la tierra, abriendo surcos en ella.

c. Labor que se hace en la tierra con este instrumento.

II. Mirando para atras

a. Fijar la vista con atención en parte equivocada.

b. Estar desorientado en una dirección opuesta

c. fijación de la mirada en un punto diferente.

III. No es apto de entrar

a. Que no tiene aptitud para hacer una cosa:

b. Que no es adecuado o útil para un fin

c. Que no es bastante o no llega a la cantidad, grado o número mínimo

IV. El Reino de Dios.

a. Paraíso o cielo

b. Lugar de Paz, de regocijo, de amor, de tranquilidad.

c. Se refiere al reinado o soberanía de Dios que es por sobre todas las cosas.

Conclusión

Nuestro Dios es celoso, y ordenado, cuando a él llegamos, él espera que no miremos a otro lado, que pongamos la atención en las cosas de él, como obreros debemos estar siempre sembrando la semilla (su Palabra) con dirección al lugar indicado, su Reino, ocupados en llevar Su santa palabra.

Acerca Pastor Rene Rivas

También Revise

Un corazón generoso.. Bosquejos Bíblicos

Un corazón generoso

Bosquejos Bíblicos. Dios quiere que tengamos un corazón generoso. Si Ud. escuchó la voz de Dios siguiendo los pasos obedientes tal como lo hizo esta viuda Ud...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *