Dios recompensa la fidelidad

Bosquejos Biblicos

Bosquejos Biblicos.. Texto Biblico: Apocalipsis 2:8-11

a) La revelación de Jesucristo a Esmirna. Apocalipsis 2:8.

Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:

La ciudad de Esmirna era una ciudad comercial y prospera. Su nombre significa “mirra”, y esto nos dice varias cosas, pues la mirra era usada para embalsamar los cadáveres. Es un símbolo de sufrimiento y muerte, era también uno de los ingredientes de la santa unción.

Anuncios

Nos recuerda que las pruebas y las adversidades son parte del camino que la iglesia debe recorrer, Esmirna es un nombre que indica las luchas y obstáculos que la iglesia enfrentaría y que con la ayuda de Dios superaría, por eso a esta iglesia Cristo se presenta como “el que estuvo muerto y vivió”.

También esta iglesia Cristo se presenta como el primero y el postrero, es decir él es el comienzo y el final, él es el Eterno y todo lo llena. Es “el que estuvo muerto y vivió” la muerte y el Hades no lo pudieron retener, él es “la resurrección y la vida”.

Esta ciudad fue destruida y restaurada varias veces, y hoy día es la única de las siete ciudades que existe, se llama “Izmir” y hay una comunidad cristiana allí. Lo que nos recuerda que Cristo tiene el poder de restaurar lo dañado y es quien sostiene a quienes en él perseveran.

b) Jesucristo conoce perfectamente a su iglesia. Apocalipsis 2:9.

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás”.

Anuncios

La iglesia enfrentaba persecución, tribulación, calumnias, etc. En esta ciudad había una gran comunidad de judíos que se oponía con fuerza a los cristianos (una de sus principales armas de ataque eran las calumnias y blasfemias).

Algunos miembros eran (materialmente hablando) muy pobres y otros eran expulsados de su trabajo por su fe en Cristo. Pero en medio de toda aquella oposición y escasez, Cristo era el sustento y fortaleza de aquella iglesia.

Jesucristo advierte a la iglesia de una persecución más fuerte e intensa, Apocalipsis 2:10. El versículo nos habla de cárcel, prueba, tribulación, muerte, lo que nos enseña la intensidad de la adversidad. En medio de aquella prueba Dios fortalecerá y sostendrá a su iglesia, por eso le dice: “No temas en nada lo que vas a padecer”, es decir: “yo estaré contigo y te daré fuerzas, y te preservaré para mi reino celestial”.

La frase “se fiel hasta la muerte” nos recuerda la fidelidad del pastor de la iglesia de Esmirna en el primer siglo, Policarpo, discípulo del apóstol Juan, quien ante los soldados romanos era presionado para negar y maldecir a Cristo, y confesar que “Cesar era el señor”.

Policarpo les respondió: “hace ochenta y seis años sirvo a mi Señor, y ningún mal me ha hecho ¿cómo puedo maldecir a mi rey, quien me ha salvado?” y murió en la hoguera. Enseña la tradición que no fue el fuego el que le quitó la vida, pues las llamas nada le hacían, por eso un soldado romano tomó una lanza y la atravesó en su pecho.

Anuncios

c) Jesucristo recompensa a su iglesia. Apocalipsis 2:10-11.

No temas en nada lo que vas a padecer… Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oídos oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la muerte segunda”.

En la parte final del versículo once Jesús promete la corona de la vida a aquel que permanece fiel hasta la muerte. Precisamente la fidelidad a Cristo es manifestada ante la adversidad. “La corona de la vida” nos habla de poder, gobierno y autoridad sobre la muerte, pues en Cristo tenemos vida, y reinaremos con él.

Esmirna era una ciudad de gran belleza, igual que en la actualidad, por eso llamada hoy “La perla del Mar Egeo”. En lo alto de la colina Pagos había un grupo de construcciones hermosas llamadas: La corona de Esmirna, y por eso Jesús contrasta esta hermosa corona con otra más valiosa, hermosa y eterna “La corona de la vida”.

Nuevamente en el versículo once el Señor nos recuerda que este mensaje es también para todas las iglesias. El vencedor, es decir el que permanece fiel, no sufrirá daño de la segunda muerte, la “segunda muerte” es el nombre con el que también se designa el ser lanzado al lago de fuego por la eternidad.

Recordamos pues que Jesucristo guarda, recompensa y preserva a aquel que permanece fiel hasta el final. Para Dios la fidelidad es una muestra de la fe y confianza en sus promesas. La fidelidad al Señor queda en evidencia cuando el cristiano persevera en el camino de la fe aun en los tiempos más críticos.

© Gonzalo Sanabria Anzola. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Bosquejos para Predicar

Acerca Gonzalo Sanabria Anzola

El pastor Gonzalo Sanabria Anzola nació el 30 abril de 1972 en Florida (Valle del Cauca, Colombia), y recibió a Jesús como su Señor y Salvador en 1995.

También Revise

Predicaciones Cristianas - Persevera y vencerás

Victoria antes de la victoria

Bosquejos para Predicar - Tenemos derecho de declarar victoria antes de la victoria, el Señor Jesús nos dio ese derecho en la cruz.

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.