Los Cuadros de Jesús – Parte VI

Estudios Bíblicos

LOS CUADROS DE JESÚS – CAPÍTULO 10

TEXTO BIBLICO:  Juan 10:1-18

JESÚS EL BUEN PASTOR

La metáfora del redil es una de las más hermosas en la literatura bíblica. Desde la misma antigüedad, Dios trató a su pueblo como ovejas necesitadas de dirección y cuidado. El rey David, quien fue pastor de oficio antes de ser rey, escribió, a lo mejor impregnado por su propia experiencia, el Salmo 23, el más grande de los salmos.

En el se plasma de una manera magistral los cuidados que prodiga el estar bajo el cuidado de Jehová como pastor. La sola frase “nada me faltará”, sentencia todo lo que ofrece el resto del salmo para aquellos que se conocen como parte de de su rebaño.

Por otra parte, Dios es muy severo contra aquellos pastores que descuidaron y hasta abandonaron sus ovejas (Ezequiel 34). En la parte que nos toca analizar hoy podemos ver que Jesús utilizó esta figura para hablar de los pastores falsos representados por los fariseos.

Nadie como él para conocer que las ovejas se resguardaban en un redil que tenía una puerta de entrada y salida. Él sabía de la costumbre de contratar a un “portero” o “asalariado” como sustituto del pastor.

En este relato, él es el “portero”, pero da su advertencia sobre el “asalariado”, pues por cuanto las ovejas que cuida no son suyas, cuando ve venir el lobo huye y las deja sin protección “porque no le importan las ovejas’. A Jesús no solo le importan, sino que además se constituye como el “Buen Pastor”, más que cualquier pastor.

Versículos 1-6

Cuando Jesús afirma que él es el “Buen Pastor”, estaba declarando que había malos pastores, y esa referencia era para los fariseos, quienes suponían que Jesús era una especie de intruso a quien no estaban dispuesto a dejarlo que se erigiera como un líder nuevo dentro de Israel. En el texto Jesús va directo contra los llamados mercenarios pastores, quienes tenían más interés en sus negocios que en la protección del pueblo.

1. Lo primero que Jesús dice es llamar “ladrón y salteador” a los que entran por otro lado que no sea en efecto la “puerta”. Los tales, ni tienen la llave para entrar por la puerta, pero tampoco tienen derecho de entrar allí toda vez que no son dueños de ellas.

Un “ladrón y salteador” siempre buscará otros lugares para entrar y hacer daño. Sin embargo, el reconocimiento al que en verdad es pastor, es porque entra por la puerta vers. 2. El verdadero amo cuida de las ovejas y ellas corresponden a este tipo de cuidado.

2. La función del “portero” es poder abrir la puerta al verdadero amo v.3. Pero, además, su función era cuidar de las ovejas, en especial durante la noche. A nadie conocen mejor las ovejas que la voz del pastor, aún sobre el asalariado.

Note que en esta parte el pastor llama a las ovejas por sus nombres vers. 3b, lo cual sugiere un trabajo más arduo, pero a la vez más seguro. No es lo mismo oír la voz de una manera colectiva que oírla de una manera individual. Jesús, como Buen Pastor, hace esto.

Él llama a sus ovejas por su respectivo nombre (verss. 25-27; 6:37, 39, 44, 64, 65; 17:6, 9, 24; 18:9). Una vez allí, las saca y se pone delante de ellas (como el pastor oriental) y ellas, sabiendo que han oído la voz del auténtico pastor, le siguen sin confundirse vers. 4. Es tan importante la voz del pastor, que si las ovejas no reconocen quién les llama, sencillamente se desparraman y huyen vers. 5.

Aplicación: La mejor manera de reconocer a los creyentes es como “ovejas”. Lo es por su dependencia; por la necesidad de abrigo y protección; por la necesidad pasto y agua; y sobre todo, porque es un animal terco que requiere del cayado y de la vara. En el contexto de la iglesia hay pastores para conducir a las ovejas. Esta es la figura que más predomina al momento de aplicarla para el trabajo de la iglesia y su cuidado.

Versículos 7-19

1. Jesús, además de ser el “buen pastor”, es también la “puerta de las ovejas” vers. 7. Algunos corrales del lejano oriente no tenían puertas, de modo que el pastor se acostaba atravesado sobre la entrada. Cualquier intruso tenía que pasar por encima de él para tomar las ovejas.

El que Cristo sea la “puerta” significa que está cerrada para aquellos, como los fariseos, que lo que pretendían eran usar las ovejas para sus finas. Pero a la vez es una puerta abierta, como el único acceso al Padre eterno. Pero además, como “puerta”, él posee el alimento para que las ovejas se satisfagan, y sobre todo, a través de esa puerta los hombres podrán ser salvos. No hay otra puerta de entrada al cielo que esta.

2. La función de un ladrón no será distinta a la que Cristo describe vers. 10. Matar, hurtar y destruir son su bandera. Si seguimos a Cristo en su descripción, la referencia de este “ladrón” no es tanto a Satanás (aunque en su aplicación, lo es), sino que es una referencia directa a los guías del pueblo, los fariseos, por cuya actitud se habían constituido en los verdaderos ladrones del pueblo.

Ellos con sus hipócritas enseñanzas confundían al pueblo, y sus fines era el de mantenerse a través de ellos, en lugar de ellos mantener al pueblo. Frente a esto Jesús dijo: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundanciavers. 10b. Los fariseos no habían dado esa vida abundante, aunque eran los más recomendados para ello por ser maestros de la ley. De acuerdo con el vers. 11, Cristo es el “buen pastor’.

De esta manera lo determinó el Padre amado. Ningún pastor podrá amarnos, guiarnos y entendernos como lo hace nuestro Señor Jesucristo. Él es el pastor del Salmo 23. Con él las ovejas no solo están satisfechas, sino seguras en su salvación y en la casa de Jehová morarán por largos días. A esto Jesús dijo: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay…”.

3. El auténtico pastor no huye, sino que da su vida por las ovejas vers. 11. David es un hermoso ejemplo de esto. Cuando se enfrentó al gigante Goliat, reveló que por cuidar a sus ovejas se expuso a las garras de los leones y de los osos, y todos los enfrentó, aunque pudo haber muerto.

En el caso de Jesús, él si puso su vida, porque “el buen pastor, su vida da por las ovejas”. ¿Qué hace el asalariado? Por cuanto no tiene ningún interés con las ovejas, a menos que sea la paga, huye y deja a las ovejas abandonadas verss. 12, 13.

4. Jesús repite una oración que es tan única para quienes somos sus ovejas: “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocenvers. 14. Las otras ovejas del versículo 16 tenían que ver con los gentiles. Por cuanto el amor de Cristo es universal, él vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

5. En los verss. 17-21, encontramos una de las declaraciones de Cristo que forman parte del más grande concepto que se tenga sobre el por qué él, como “buen pastor”, murió por sus ovejas. Cristo puso su vida de una manera voluntaria. Por lo tanto, a él nadie le mató.

El Padre llegó a amarlo aún más, pues, aunque sintió el “escalofrío de la muerte de cruz”, lo hizo de una forma voluntaria. He aquí parte del gran misterio de nuestra salvación. Y como era de esperarse, esta afirmación trajo gran reacción entre los presentes.

LOS CUADROS DE JESÚS – CAPÍTULO 11

TEXTO BIBLICO: JUAN 11:1-27; 38-43

JESÚS, EL PRINCIPIO DE LA VIDA

El presente milagro es único en la Biblia; solo Juan lo menciona, y lo hace con tanta laboriosidad en sus detalles lo que lo hace un testigo ocular. Sin duda que Juan oyó y vio todo lo que tuvo que ver con este milagro. Al narrarlo de esta forma pone de manifiesto el poder de Jesús, igual al del Padre, lo que cual lo hace ser uno con él.

Cuando dijo: “Yo soy la resurrección y la vida”, nos estaba recordando que el único que ha dicho: “Yo soy” es el Jehová del Antiguo Testamento. Sin duda este es uno de los milagros más asombrosos de la Biblia y nos habla de una manera elocuente de quién es Jesús y cuál fue su misión entre los hombres. Nos habla también del amor que Jesús tiene por la humanidad, porque el milagro mismo nos mostrará, como ningún otro la humanidad de Jesús. Estudiemos este pasaje con esa expectativa.

Versículos 1-16

Los primeros versículos nos muestran un cuadro familiar muy significativo. Jesús gozaba de la amistad de la gente. Él tuvo amigos cercanos, y estos hermanos se destacan entre ellos. Ese hogar de Betania era un oasis para Jesús. En no pocas oportunidades lo usaría para hospedarse o descansar mientras iba de camino.

Si alguien conocía las bendiciones que se da en una familia era Jesús. Juan hace notar que la llamada “María” de esta familia, fue la misma que ungió al Señor con aquel alabastro de perfume de gran precio. Pero ahora un miembro de esa familia está enfermo; por cierto, que nos se dice la enfermedad que tenía, y ha de haber sido muy grave, pues de ella murió.

Como era de esperarse, las hermanas de Lázaro sabían que la primera persona a quien deberían comunicarle el estado de su hermano era Jesús. Para ellas, Jesús no solo era un amigo de la casa, sino alguien que también curar al enfermo. Los verdaderos amigos se comprueban en la angustia.

“Señor, mira, el que amas está enfermo”. Note usted que el texto no dice: “El que te ama”, sino el que tú amas. ¿Hay alguna diferencia en esto? El amor que nosotros le tenemos al Señor a veces dista mucho de lo que él espera; pero el amor que él nos tiene es inconmensurable.

Las enfermedades siempre han sido parte del género humano; a Dios no les extraño eso. Ahora bien, debemos notar la reacción de Jesús cuando recibió la noticia. ¿Qué persona que reciba la noticia de la gravedad de un amigo se va a quedar hasta dos días para responder al llamado? ¿Cómo puede tildarse la reacción de Jesús al quedarse de una forma deliberada más tiempo en lugar de haber ido con urgencia a atender el llamado de un enfermo, y en especial de este enfermo?

La primera reacción de Jesús es que la enfermedad de su amigo Lázaro no era para muerte, por lo tanto, eso le daría un cierto consuelo a los que vinieron trayendo la noticia, y no sabemos si esto también consoló a las perturbadas hermanas.

Pero vea que además dice que aquella enfermedad era para la “gloria de Dios”. Las aflicciones de los santos deben tener la misión de glorificar al Señor. Esto es algo que debe entenderse, pues nos ayudará cuando pasemos por esos valles de sombra y de muerte.

¿Qué propósito tuvo el que Jesús se haya quedado más tiempo vers. 6?

Por un lado, era probar la fe de los dolientes, pero, sobre todo, ganar a mucha más gente, pues al final se nos dice que muchos de los que vinieron al velorio salieron creyendo. Otra razón por la que personalmente creo que Jesús duró más tiempo fue porque si hay algo donde Jesús no asiste, es a un funeral. Él es Dios de vivos no de muertos. Amados, Dios tiene designios aún en aquello donde nosotros vemos demora.

En los versículos 7-10 se hace referencia al peligro que le aguardaba a Jesús al pretender volver a Jerusalén. Los discípulos sabían eso y por eso le advirtieron. La preocupación humana siempre se enfocará en la importancia de evitar el peligro, solo que, para Jesús, el peligro nunca tuvo que ver con los hombres, sino el pecado que en ellos hay. El asunto es que Jesús sabía que su hora pronto llegaría, por eso decide ir consciente de lo que viene.

Jesús ahora comienza a darles a los discípulos la noticia de la muerte de su amigo Lázaro. Primero les dice que él duerme vers. 11, esto hizo pensar a los discípulos que si él dormía, pues entonces lo más natural era que se fuera a despertarles vers. 12.

Pero luego ellos escucharon a su Maestro decir: “Lázaro ha muerto” vers. 14. Eso lo dijo Jesús por lo va hacer luego. La resurrección plantea el hecho que alguien tuvo que morir antes. En esta parte Jesús dijo algo que hay que tomar en cuenta.

El grupo le oyó decir: “…y me alegro por vosotros, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él” vers. 15. ¿Qué podemos decir a lo que dijo el Dídimo? Recordemos que este discípulo era el mismo Tomás, y su carácter es muy elocuente entre el resto de sus amigos.

El versículo 17 no deja dudas de la realidad de la muerte. Cuatro días es suficiente tiempo para que el cuerpo comience a descomponerse y con ello el nauseabundo hedor que surge del cuerpo humano muerto; considerado por algunos como el peor de los olores.

Cuando Marta oyó que Jesús venía pronto vino a su encuentro. Ella sabía del consuelo que podían venir de sus palabras, pero al verle le hizo un reproche desconsolado: “Si hubieras estado aquí, mi hermano Lázaro no habría muerto” vers. 21.

En las palabras de Marta encontramos una fe real, pero era una fe del pasado. Ella sabía que, si Cristo hubiese estado allí, la muerte no le hubiese arrebatado a su hermano, porque, así como había sanado a tantos, lo habría hecho con Lázaro también. Pero más adelante se vio que la fe de Marta no contemplaba al presente, pues cuando Jesús le dijo que su hermano resucitaría vers. 25, ella sabía que eso iba a ocurrir en el futuro.

Es más, cuando Jesús fue para la tumba y pidió que se abriera, ella seguía dudando vers. 39. ¿Cuál fue la respuesta del Señor? “Y no te he dicho que si creyeres veras la gloria de Dios” vers. 40. El final de esta historia es extraordinario. Jesús, además de haberse conmovido por la tristeza de las hermanas, trae a la vida al que estaba muerto porque él es la resurrección y la vida verss. 41-44.

© Julio Ruiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Estudios Bíblicos

Los Cuadros de Jesús – Parte VII

Aviso Legal: Este material fue redactado para Central de Sermones. Este material puede ser usado para predicar, y/o enseñar en tu iglesia, congregación, grupo de estudio bíblico, y/o célula libremente.

Acción prohibida. Copiar y publicar este material en otros sitios web y/o páginas de redes sociales; copiar y pegar las predicas cristianas, bosquejos bíblicos, y mensajes cristianos sin darle crédito al dueño de los derechos de autor (©) es considerado plagio.

El plagio es robo, y los cristianos no estamos llamados a robar. No comprometas tu testimonio. Si deseas publicar las prédicas cristianas, bosquejos bíblicos, y mensajes cristianos encontrado en este portal, tienes que incluir el nombre del dueño del derecho de autor (©), y un vínculo de «do follow» que apunte a Central de Sermones (https://www.centraldesermones.com) donde publique el material

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

También Revise

Tiatira - La batalla por la pureza

Tiatira – La batalla por la pureza

Estudios Bíblicos.. Tiatira, el tema de la batalla por la pureza es, en efecto, una verdadera batalla. ¿Puede abrir el internet donde no aparezca sutilmente..?

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.