Morada del Espíritu Santo

Reflexiones Cristianas

Tema: Templo de Salomón y el Templo y Morada del Espíritu Santo

¿Cuál es el objetivo para este templo? Que la Gloria de Dios, Su luz, Su shekinah more en la casa.

El promete que moraría

No puede haber nada en común entre el templo de Dios y los ídolos. Porque nosotros somos templo del Dios viviente, como él mismo dijo: «Viviré y andaré entre ellos; yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo» (2 Corintios 6:16).

Cuando comenzó todo con Moises, haciendo el tabernáculo con madera de acacia y con telas, el primer lugar de establecimiento fue Gilgal, allí estuvieron 14 años.

Gilgal es un lugar muy importante, ya que es un lugar que significa rodeado de piedras, es un lugar que significa de cambios, de nuevo comienzo, de acontecimientos vitales para Israel su pueblo.

En Gilgal el primer Rey de Israel, reafirmó su reino, donde se ofendió a Dios por la impaciencia del Rey, donde se reencontró David con Judá luego de derrotar a su hijo Absalom

Gilgal no corresponde meramente a un punto territorial o geográfico en si, sino como habíamos dicho a un lugar de giros o cambios. Por ejemplo el profeta Elías ascendió al Cielo desde Gilgal en el área al norte de Betel, y el otro donde comenzó a hacer campamento Moises, quedaba al oriente de Jericó.

Jacob se estableció en las cabañas o cobertizos (Sukot) antes de entrar en Betel o sea en la casa de Dios.

Nosotros, la iglesia, cada creyente en Jesucristo somos el templo y morada del Espíritu Santo de Dios, somos ese templo anunciado en Ezequiel del capítulo 40 al 48. El cual nunca fue físicamente construido en estructura porque sería la iglesia misma de Jesús.

Dios se mudó a ese Templo y lo hizo entrando según Ezequiel por la puerta del oriente.

«La gloria del Señor entró en el templo[c] por el camino de la puerta que da hacia el oriente. 5 Y el Espíritu me levantó y me llevó al atrio interior, y he aquí, la gloria del Señor llenó el templo.» Ezequiel 43:4-5. (LBLA)

Y ese verso en Apocalipsis el cual es evangelístico dice: «He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo» (Apocalipsis 3:20).

El tabernáculo se convirtió en el templo un día, y así somos transformados en Jesús para alabanza de Su nombre .

Buenos días y bendiciones. Dios nos bendiga a todos.

© Dr. Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Reflexiones Cristianas

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

También Revise

Reflexiones Cristianas.. ¿Quieres prolongar tu vida

¿Quieres prolongar tu vida

Reflexiones Cristianas, lo espiritual puede llevar a la enfermedad física. Por eso Jesús sana primero lo espiritual, en caso de ser endemoniado debe limpiar..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.